OBRA PROPIA

14/06/2017.- Nuestro compañero J.M. León nos envía la siguiente evocación de nuestro querido compañero Antonio Fimia (q.d.e.p):



En recuerdo de Antonio Fimia.

  Deja que se quede un rato con nosotros, Arcángel. Tu, marcha y ocupa tu pedestal sobre el puente. !Qué los cordobeses no te echen de menos¡, Y muchas gracias por habérnoslo traído. Igual el año próximo te lo pido otra vez por estas fechas.

Antonio, lo estás viendo: estamos todos. Pero !que traes ahí¡ !Y esa indumentaria¡ ¿De cuantos tiros es esa escopeta? El invierno ha sido lluvioso y la primavera espléndida. Seguro que la caza ha de ser abundante y habrá conejos aún en las cunetas. Ya me dijo el Arcángel que el día del descaste colgaban de tu morral siete piezas. !Cuánto vas a disfrutar cuando se levante la veda y salgas al campo¡.
!Vestirte de cazador, terciarte la escopeta, ceñirte la canana, ponerte botas altas, y ropa impermeable para venir a vernos¡ yo, que te conocí con bastón para apoyarte, así no te esperaba. Pero me gusta verte con esta indumentaria. Se te ve satisfecho y feliz.
Y en el bolsillo de la zamarra ¿qué llevas? !Un cuaderno y un bolígrafo¡ No pierdes el tiempo.
Sé que ahora no puedes colgar en nuestro blog lo que escribes. Pero también sé que hay otras maneras de que nos des noticias tuyas. Espero que me las soples al oído cuando, para evocarte, relea  tus escritos de antes.
Y ¿las mujeres ahí? ¿conservan su color? ¿las dejas aún el paso libre a tu interior, a tu amplio salón de honor para mujeres?¿siguen levantando tus emociones, estimulando tu erotismo platónico? Sonríes y dices que sí con la cabeza. Conozco ese gesto, el que tienes reservado para cuando hablas de mujeres.
¿Rechazas la tapa cuando bebes la copa de vino? En tu semblante está la respuesta: el vino es espíritu y no se mastica y el  vino solo, solo me sabe a vino. Las cosas con esencia se toman sin mezcla, a pelo. Esto lo decías muchas veces
Comprendo que lo bebas así, porque a mí también me pasa.

Antonio, creo que has tenido suerte, porque la Eternidad ha conservado tu espíritu cabal e íntegro.
Y felicidades por tu santo, que ya es.
Adiós, Antonio, que ya siento batir las alas del Arcángel y vuelve por ti.


J. M. León.

12-VI-2017    

14/06/2017.- Nuestro compañero J.M. León nos envía el siguiente poema:


                    Homo omnium rerum mensura este.                 
πάντων χρημάτων μέτρον στν νθρωπος, τν δ μν οντν ς στιν, τν δ οκ ντων ς οκ στιν

                   El hombre es la medida de todas las cosas,                    
                   de las reales en cuanto que son
                   y de las no reales, en cuanto que no son.
                                                            Protágoras.


                    La Historia de la Historia.

                    Ver, contemplar, descubrir, admirar.
                    Presencia, esencia, protón, neutrón, electrón, fusión.
                    Materia, forma, estructura, movimiento, función.
                    Vida, crecimiento, cambios, especies.
                    Hombre, miedo, mito, intelecto, ciencia.
                    Muerte, fisión, protón, neutrón, electrón.
                   
                    En esto por siempre consiste todo.                   
                    Protón, electrón , neutrón
                    Y fusión...Y fisión, en perpetuo movimiento circular:
                    de lo inmenso a lo pequeño y viceversa.
            

                    Paradoja: lo pequeño más complejo que lo inmenso.
                    Más difícil de entender el hombre que la estrella.

                    Lo bueno lo es si el hombre lo estima.
                    Lo malo no existe si el hombre no juzga.
                    La vida no es vida si el hombre muriera.
                    La muerte no es muerte si el hombre no llora.                   

                    Solo el cielo es inmenso si el hombre lo escruta.
                    Solo el agua moja si el hombre la toca.
                    Solo la miel es dulce en la boca del hombre.
                    Solo la perla brilla si el hombre la admira.

                    !El hombre y todo alrededor¡
                    !Esta es la Historia¡
                   
                   
                   J. M. León
                   26-V-2017

14/06/2017.- Nuestro compañero J.M. León nos envía la siguiente fábula:


Fábula del hombre triste y el perro sabio.

Se sentía  sin afectos, seco. Tristeza, marasmo y confusión eran su estado. Echado en el sofá pasaba el día. Sus ojos, fijos en la luz del ventanal, recibían el amanecer y el oscurecer sin esperanza. Había enflaquecido. Venía gente a verle. El agradecía su conmiseración y sus ayudas. Pero solicitaba quedarse a solas.
Un día tuvo un sueño. Soñó que andando por la calle, un perro  pequeño lo seguía. Tantas veces se volvía, tantas el perro se paraba y lo miraba. Por fin se detuvo y en cuclillas, hizo una señal al perro, y éste de pronto se puso a dos patas y dijo estas palabras: “Desgraciado. ¿No sabes todavía que solo hablando  con la gente se entiende uno mismo? Infeliz, abre los ojos y llenaté de primavera. Salte al mundo, habla con la gente, visita siquiera con la fantasía los países que alguna vez soñaste, viajando con los libros de tu juventud. Recuerda el momento en que aquella muchacha tomó tu mano y la llevó a su pecho. Revive aquello en tu imaginación y te será grata la realidad. Caminarás de nuevo.
Despertó. No supo cómo, pero un perro pequeño estaba junto a él, moviendo su rabito y haciendo cabriolas. Tal vez el ultimo vecino que lo visitó dejó la puerta abierta por descuido. Tal vez fue adrede que alguien le trajo el animal.
Sin pensar en más se desperezó y en brazos llevó el perro a la cocina. Le puso delante un tazoncito con leche fresca y pan. Tragaba el perro y, como quien se enternece al contemplar un bebé mamando, fue saliendo de sí y entrando de nuevo en el vivir, reverdeció.

  
J. Manuel León-

31-V-2o17

14/06/2017.- Nuestro compañero J.M. León nos envía el siguiente cuento:

Asteriscus Maritimus (Cuento)

Nació gallego y marinero. Navegó los mares en todas direcciones.
De muchos puertos tenía noticia y recuerdos. Su carácter era abierto y proclive a compartir. Así pudo hacer incontables amigos, que recordaba a diario hojeando una libreta de autógrafos.
Amores, ninguno si no los comprados.
Un buen día se vio viejo. Dejó su vida de nómada y vino a refugiarse en su aldea, en la casa que heredara de sus padres, sobre un promontorio que avanzaba en el mar.
Su única vida era mirar el horizonte y solo tenía oídos para las olas amadas.
No fue curioso para adentrarse en las umbrías ni llegarse hasta la aldea. No quiso conversación con los vecinos. Se sabía un extraño.
Un día cambió todo cuando llegó el mes de marzo. Fue de pronto. Al llegar al borde del promontorio, habían brotado entre las rocas flores amarillas oro brillante, casi adheridas al suelo, formando un tapiz. No recordaba su nombre. Le parecieron hermosas y se agachó a acariciarlas.
De cerca  pudo fijarse mejor: en el centro, un botón de amarillo broncinio y los pétalos como  con dientes de sierra en su borde libre, amarillo sol.
Decididamente eran atractivas aquellas flores.
Estando abstraído en su contemplación, ni oyó ni vio llegar la mujer que se le acercaba. Solo cuando estuvo próxima, notó su sombra a dos pasos de él.
Levantó la mirada y contempló un rostro amable. Impulsivamente se enderezó y, señalando hacia el suelo, preguntó: ¿”Cómo se llaman”?  Y la respuesta le vino de una voz conocida “asterisco marítimo, estrellita de mar”. Pero este segundo nombre ya no lo escuchó. Su estrella, su destino, le habían traído a su amor de juventud y estaba gozoso. 

Ejercicio de clase de lenguaje: 4 palabras: ciudadano del mundo, universalidad, vida y amor.
12-mayo-2017
J. M. León

30/05/2017.- Nuestra compañera Mª Jesus nos envía el siguiente poema de nuestro querido compañero A. Fimia (q.d.e.p):

LLEGA LA LUZ

Cuando desaparece el sueño,
empieza la luz

Cuando late el alma
el corazón acelera

Cuando despierto
miro el tiempo

Cuando relajo el cuerpo
se abren mis ojos

Cuando la noche se va
me abro al día

El tiempo no existe
es la vida que pasa

Ya solo retazos de vida
puedo aprovechar

Mi camino se acaba
pronto saldré  y…

¡Solo   quedaran
días baldíos!

Dentro de mi
quedaron amigos

Duraron más que
los días oscuros.

Af.
(13/10/12)

12/05/2017.- Nuestra compañera Mª Jesus nos envía el siguiente poema:.

HECHOS Y SÚPLICAS

El ALMA se rompe del POETA.
El AMOR o la MUERTE, le castigan:
Sin RAZÓN el uno  a él deja.
AUSENTE por la otra está y,
además, habitando otras ESFERAS.

Vaga, vaga y vaga…
¡Vaga y vaga, su ALMA rota!
¡Oh AMOR! Una ETERNA locura. ¡ETERNAAAA!
—Mas TÚ remedias todo,
mas todo TÚ remedías—.

¡Sufrimos…!
Si llegas no hay OCASO.
Sufrimos, pero siempre
hay PRIMAVERA.

¡…MUERTE, MUERTE, vete!
¡Veteeee!
No quiero más AUSENCIAS.
No vagues más aquí.
No vagues en la TIERRA.

¡…MUERTE, MUERTE, vete!
¡Veteeee!
…El ALMA, por tu DEDO,
tu rompes al POETA.
Tu solo nombre HIERE.
 Tu solo nombre HIELA.

AMOR. MUERTE sufrimos.
Nos hiere el AMOR y,
cuando amamos,
morimos y morimos,
si nos dejan.

ALICANTE 5/04/2017

Mª Jesús Ortega Torres

12/05/2017.- Nuestro compañero Juan Padilla nos envía del siguiente trabajo:


ENTREVISTAS DE ULTRATUMBA
WINSTON CHURCHIL
He tenido que recorrer bastante trecho antes de encontrarlo. Lo he localizado sobre un promontorio nebuloso. El perfil humano, tantas veces repetido,  ha consagrado su imagen como algo simbólico, característico de un tiempo de zozobra, ya olvidado. Al aproximarme, pude comprobar que se hallaba sentado frente a un caballete, pintando.
---Buenos días, señor Churchil, permítame decirle que me sorprende y me encanta su pintura.
--Celebro que le guste, ¿Es Vd. amante de la pintura? Para mí, pintar es como una evasión. Prácticamente es la única actividad que puedo realizar aquí, ya que he perdido toda posibilidad de recuperar mis antiguos hábitos. Es imposible encontrar los puros que fumaba y ni siquiera puedo tomar una copa. Cuando era joven, me impuse como norma no tomar nunca una copa antes de comer. Ahora, ni siquiera puedo hacerlo antes del desayuno. Este es un lugar apto solo para abstemios.
---No quisiera robarle mucho tiempo. Así que evitaré rodeos: Vd. fue todo un símbolo de la resistencia ante Alemania ¿Cree que si se hubiera mantenido desde el principio una política de firmeza ante Hitler se podría haber evitado la guerra?
--Con personajes de este tipo solo sirve mantenerse firmes. La política de apaciguamiento no sirve más que para envalentonar a los adversarios. Si quiere algo más gráfico, le diré que un apaciguador es alguien que alimenta al cocodrilo, esperando que se coma a otro antes que a él. La Historia ha demostrado que es cierto. Sucedió que queriendo evitar la guerra caíamos en el deshonor. Después de Munich, Chamberlain se encontró con el deshonor, además de la guerra.      
-- En el momento tan peligroso que vivió su país después de la caída de media Europa, Vd. se convirtió en el líder de la resistencia a ultranza contra el nazismo. ¿Dudó siquiera por un momento que podía equivocarse?
--En absoluto, yo venía propugnando una política de resistencia antes de ser Primer Ministro. Estaba convencido de que cuando pasas por el infierno, hay que seguir adelante. Fueron momentos muy duros, pero sabíamos que solo la resistencia nos salvaría, aunque nadie parecía entenderlo. Y eso a pesar de reiterar nuestro mensaje. Estaba seguro de que la constancia como el éxito consiste, incluso, en ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo, mientras sea necesario. Hubo un sector crítico que propugnaba un cierto acuerdo, a lo que yo me negaba. La dignidad de un primer ministro es como la virtud de una mujer, no es susceptible de disminución parcial"
--A Vd., como dirigente, se le ha señalado como uno de los responsables de la hegemonía posterior de Rusia en Europa.
-- Para empezar, podría decirle que Rusia es un acertijo envuelto en misterio dentro de un enigma. La URSS representó una ayuda inestimable en la lucha contra el nazismo, ya que precisábamos un segundo frente. Hay que recordar que entonces vivíamos un verdadero calvario. Le puedo  asegurar que si Hitler hubiera invadido el infierno, yo habría hecho un discurso en la Cámara de los Comunes con referencias favorables al diablo.
--Me pregunto si un personaje como Vd. aceptó el desengaño de un final apartado del poder. Es difícil entender  que, aunque vivo en la memoria de un pueblo que le consideró como su líder natural, le diera la espalda una vez terminada la guerra, votando a los laboristas.  .
--Es todo cuestión de perspectiva. Durante la guerra mi mensaje era que solo podía ofrecer sangre, sudor y lágrimas. Me secundaron valientemente, nunca dejaron de apoyarme. Tal vez, la muerte política no es el final. Ni siquiera es el comienzo del final. Pero es, quizás, el final del principio. La memoria de los pueblos es frágil y el sistema democrático no es perfecto, aunque sí es preferible a cualquier otro sistema político. Aunque, entre Vd. y yo, el mejor argumento contra la democracia es cinco minutos de conversación con el votante medio
--En su biografía hay un aspecto que señala  que Vd. fue un político poco acomodaticio y que “atravesó” la cámara, cambiando de partido, al menos en dos ocasiones.
--Verá, cualquiera puede cambiar de partido; pero se necesita cierta imaginación para hacerlo dos veces. Y habrá de hacerse cuando se discrepe éticamente. Creo firmemente que es lícito el cambio. El político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las nuevas generaciones y no en las próximas elecciones. Hay que borrar la imagen peyorativa del político profesional. Por desgracia, para la masa, el político es aquel capaz de predecir lo que va a ocurrir mañana, el mes que viene, el año que viene y de explicar después por qué no ha ocurrido. Mejorar es cambiar, ser perfecto es cambiar a menudo. Le puedo asegurar que no es un oficio cómodo el del político, que precisa de una buena dosis de coraje, que es lo que se necesita para levantarse y hablar; al igual que  coraje es también lo que se necesita para sentarse y escuchar.
--Volviendo a la guerra ¿Se daba cuenta de la responsabilidad que asumía de continuar la guerra sin sentirse abrumado por ello?
--Es posible que ayudara mi naturaleza optimista. Un pesimista ve dificultades en cada oportunidad; un optimista ve oportunidades en toda dificultad. En efecto, aquello no era una “broma”, y si en aquellas circunstancias me hubieran preguntado, habría dicho que era una “broma” muy seria. Por lo demás, de nada hubiera servido decir “Lo estamos haciendo lo mejor posible”. Tienes que hacer lo que sea necesario para tener éxito. Le puedo asegurar que, ante la Historia, el precio de la grandeza es la responsabilidad. Yo hice lo que creí que se debía hacer sin temor a granjearme enemigos. Después de todo, eso solo significa que alguna vez has luchado por algo alguna vez en tu vida.
--Ha tenido una vida muy agitada. Habría que preguntarle si cuando llegó “su hora” se encontraba preparado para conocer a su Creador.
--Creo que lo que habría que preguntar es si mi Creador estaba preparado para la gran prueba de conocerme a mí
--Hay toda una leyenda alrededor de su beligerancia hacia las mujeres, qué me dice Vd.
--Solo que es una leyenda. Son ciertas algunas anécdotas que no son más que eso. Recordará, sin duda, la de Nancy Astor que me amenazaba con haber puesto veneno en mi café, si yo hubiera sido su marido. En este caso, deplorable para mí, la respuesta era inevitable: estaba dispuesto a bebérmelo en caso de que, efectivamente, fuera mi mujer. Debo insistir en que todo era una leyenda, y para ilustrarle le daré un ejemplo: Mi logro más brillante fue la habilidad de ser capaz de persuadir a mi mujer de casarse conmigo. Algo impensable en un misógino.
---Permítame recordarle, ya para terminar, que su país organizó una gran ceremonia para su entierro que, hasta entonces, solamente estaba reservado para los personajes reales.
--De verdad que debo sentirme satisfecho. La ceremonia y el refrendo popular masivo demostraban que no me habían olvidado. Me hizo feliz saberlo y me ayudó a aceptar mi nueva “situación”. Así, decidí aplicarme el remedio que tantas veces había recomendado: “la imaginación consuela a los hombres de lo que no pueden ser. El humor les consuela de lo que no son”. Por lo demás  no siempre he debido estar equivocado. Estoy seguro que la Historia me dará la razón, particularmente si yo escribo esa Historia. 

JPadillaColoma-abril 2017   
26/04/2017.- Del Blog de nuestra compañera

"Una Mañana, un azar" del blog de Mª Jesus Ortega

13/04/2017.- Nuestra compañera Mª Jesus nos envía dos emotivos escritos de nuestro compañero Antonio, a los que ha agregado sus recuerdos. 
“IN MEMORIAM”
                   
                     ¡Hola, buenos días Antonio!
           
            El pasado día seis, te escapaste queriendo volar a otro CIELO mejor; quizá a tu CÓRDOBA, la mora, la llana, que te vio nacer  y tanto has glosado sin poderla olvidar.
            Estás ahora, en posesión de una de las “verdades”, no sabemos si la última. Sí, al menos, la última conocida. En el interior de esa “VERDAD”, en donde ahora estás y con tu gracejo cordobés, en estos seis días que han pasado, seguro que habrás conquistado a quienes te hayan allí recibido.
            Al escribir, las “eses” escapaban de tu pluma como si no las necesitaras  y proliferaban unas “zetas” que no te dejaban pasar desapercibido, como cordobés, ni al hacerlo, como, tampoco, cuando hablabas. CÓRDOBA siempre presente, añorada, sentida con una gran nostalgia que quedaba en tu voz y queda ahora, en tu palabra escrita, ya sea en tus poemas como en los cuentos y narraciones que creaste con ese idílico escenario de tu ciudad, que te agradaba evocar.
            Desde donde estés, recibe mis disculpas si en algo, un día cualquiera y por alguna razón, hubiera herido tu sensibilidad. Recibe mi abrazo y también  las gracias por todo  lo que aprendí de tu experiencia, y que, aún sin pretenderlo, conseguías transmitir, pues además, me he sentido partícipe de tu inspiración tan fluida y amena, con esa gracia tuya que portabas, tan natural. Los demás compañeros de tertulia, también  amigos, sé  que piensan igual.
            Unas reflexiones y unos versos tuyos, con mi respeto y desde este estrenado recuerdo,  van a evocar tus sentimientos y a demostrarnos una vez más que el escritor y el poeta no pueden morir.


ALICANTE ABRIL DE 2017
Mª Jesús
        
CÓRDOBA
Como preguntar por Córdoba
si la llevo dentro, porque
callejuelas y placetas las gocé
en mi lejana juventud.
En lo más hondo de mi pozo
guardé y saco con añoranza
mostradores de taberna y ruidos
de pasos sobre lozas arrugadas,
murmullos de surtidores y aromas



de jazmín expandido por pilastras
que las brizas mueven.
En la noche los ruidosos silencios
me enamoraron los sentidos: quisiera
ser poeta mediano para expresar mi
mi amor por ella y que algún día
mi nieta sobre el papel leyera, para
seguir amando mi herencia por la
                                                       tierra donde vi la primera luz
                                                                   
       A. Fimia.  2014
  
REFLEXIONES 


Me siento inope como en las comedias el haraute, hasta el extremo de que malamente actúo ante un selecto público lector de libros, a veces mal pergeñados por ilusos escribidores que compusieron historias leídas a compañeros de letras con calidad. 
Todo en la vida es teatro desde que los griegos en los espacios vacíos de su tiempo, con su imaginación filosófica  volaron por los espacios de sus mentes, los que fueron rellenando con su cavilación, otros en los silencios ruidosos de sus noches escarbaron en los pozos de sus conocimientos y vivencias dejándonos un caudal fabuloso, base de la cultura. 
En mi vida hay días, que cuando se levanta el telón y oigo el prolegómeno de la lectura de un libro, analizado palabra a palabra y profundizando en el migajón del arte de otro: en cada oración, metáfora o intenciones  en el mensaje del autor, suelo conocerme en mi ignorancia supina de los libros, sus escritores y lo que quisieron decir con sus exactas frases a los lectores apasionados ávidos del saber. 
La verdad os confieso que tanta diatriba me abruma y me doy cuenta de las envidias  de críticos malos y escritores mediocres, pues yo cuando leo un libro ameno que me dice cosas ignoradas por mí, y sobre todo la forma de decírmelas, disfruto mucho y no se me ocurre analizar al autor y su libro, si alguien se lo imprimió fue porque merecía la pena y también porque además de la fama va detrás el dinero. 
A.     Fimia 
2013

10/4/2017.- Nuestra compañera Mª Jesús nos envía este cuento de Antonio Fimia (QDEP):

 LOS VECINOS

Sentada en el salón lleno de  luz, Rosario  mira desde el amplio ventanal abierto al valle. Le gusta curiosear desde su atalaya. El chalet está en lo más alto de la loma: madruga para recibir en su rostro las primeras brisas de la mañana, siempre  impregnadas de trementina. Los años han castigado su cuerpo pero su cara denota todavía una belleza serena. Por prescripción médica, al enviudar se quedó a vivir allí, en mitad de la sierra, con su soledad, siempre rememorando el tiempo ido. Con la primera luz se levanta para ver cómo rompen los rayos del sol las gotas de rocío en las agujas de los pinos, y a escuchar el monótono arrullo de las tórtolas, el melodioso canto del mirlo que salta en las ramas del lentisco picoteando sus semillas y abajo junto al arroyo a la filomena enamorando a su pareja.
Cuando Jacinta  trajo  el desayuno le comentó:
—Señora, los vecinos del chalet que hay en el puntal llegan hoy, me lo ha dicho  Mauela, la hija del cascarrabias que vive en el chozo en la linde del coto.
—Bueno ya los veré, ahora vete a la cocina pon a cocer el puchero y pela unos rábanos,  y otro día no te entretengas en el pueblo.
Registra con la vista los claros del matorral en la umbría; allí no vive nadie, pero suele  escrutar la espesura, porque a veces suele  ver pequeños animalitos correteando un careto o algún conejillo. A veces levanta la vista para ver en el limpio azul un azor que siempre planea sobre el valle buscando de presas.
La brisa le trae el sonido de unas palabras; agudiza el oído, al principio son ininteligibles después muy claras.
“—Te conozco desde que naciste, has crecido a mi lado deprisa, pronto serás un buen mozo, recuerdo cuando naciste, fue precisamente el año  que ardió la mitad de la solana, nos salvamos de milagro, ardió todo el monte bajo y el chalet del puntal fue devorado por el fuego, a nosotros no nos llegaron las llamas por estar muy claro el matorral en esta parte.
— ¿A ti no te llegó el fuego? ¿Pero cuantos años tienes, di?
— ¡No!, aquí solo llegó el calor, había cortafuegos y solo me chamusqué algo. ¿Mi edad?, ya soy viejo como el sol, tengo más de cincuenta, he pasado por todo, tú no te acuerdas, eras pequeño. Un año hubo una sequía terrible, creí que moríamos, estábamos ya en las últimas, se secó el arroyo y no  quedó  ni un cilanco. Nos salvó una tormenta de verano. Pero escucha: ¿no oyes dos tipos hablando?
—Sí, ¿Qué pasa, quienes son, los conoces?
—Creo que son los forestales, están marcando a los vecinos que tienen que talar, me parece  que este año te toca a ti. Te echaré de menos, todos estos años tu compañía me ayudó mucho, me había encariñado contigo. Pero no pases pena,  puede que algún día, por casualidad  nos encontremos en algún salón donde tú estés de repisa y yo sea el  tablero de una mesa o las puertas de un aparador.”
—Manuela ven, corre, creo que van a talar los dos pinos que hay en la ladera…
afimia
6-5-09

25/01/2017.- Nuestro compañero Juan Padilla nos envía el siguiente trabajo:

ENTREVISTAS DE ULTRATUMBA
TIERNO GALVAN
Me aproximo a una especie de paraninfo plantado sobre un cúmulo de nubes. La luz  difusa  da un curioso tono a los perfiles de las cosas.

Llego con tiempo a la entrevista. Los franceses tienen una frase: “la puntualidad es la cortesía de los reyes”. Intento ser siempre extremadamente cortés, máxime en esta ocasión.
Veo al “viejo profesor” que se aproxima con paso flemático.
-Profesor, buenos días
-Buenos días, joven
-No pensé que el acto fuera tan breve.
-Verá, era una reunión de amigos que me habían pedido escuchar alguno de mis bandos. Forzosamente tenía que ser breve. ¿Sabe? Los bandos deben ser como las minifaldas: cortos y que enseñen mucho.
-Profesor, ¿por qué el español no acepta la complejidad de la política?
- Durante muchos años, a la ciudadanía se le simplificaba la política señalando “esto es bueno”, “esto es malo” por parte de una clase política interesada. Yo siempre he manifestado mi convicción de que la política es ante todo complejidad, y que no puede ser reducida a esquemas simplistas o maniqueas. (*)
-Tuve oportunidad de escucharle en una ocasión excepcional. Fue en Enero de 1976, en Alicante, en un acto organizado por “Amigos de la UNESCO”, y fui testigo del entusiasmo que despertó su intervención. Recuerdo, especialmente, su cita de Aristóteles sobre el animal político.
-Efectivamente. Me han recordado muy a menudo esta intervención. Yo cité literalmente su frase: “el hombre es un animal político”, y yo preguntaba que, si se le quitaba lo de político, qué era lo que quedaba del hombre. Esto exaltó los ánimos. En aquellos tiempos la perspectiva de recuperar las libertades personales propiciaba estos arrebatos multitudinarios en los que yo defendía la necesidad de la participación de los ciudadanos en las decisiones que les afectaban y la recuperación de las libertades políticas.
-  ¿Cree Vd. que el sentido de libertad ha cambiado y que lo que se reivindica ahora es mucho más complejo? Me refiero a la actitud, sobre todo, de las nuevas generaciones ante propuestas como las de Marcuse en “Eros y civilización” o “El hombre unidimensional”. O de Timothy Leary en su “Declaración de la evolución”.
- Es cierto, es cierto… El concepto de libertad se ha ampliado, haciéndose más exigente ante unas estructuras sociales arcaicas para los retos que enfrenta. La humanidad ha vivido momentos de cambios muy drásticos que han propiciado la aparición de nuevas actitudes ante los problemas de la gente. Para comenzar, el individuo está mucho más informado que nunca. Después, los cambios tecnológicos, dejando más tiempo libre para el ocio, ha producido una exigencia de ampliación de este tiempo para su práctica.  Así lo expresa Leary en su “Declaración”, dirigida a “todas las tribus del planeta tierra”, propugnando “la libertad de obtener la felicidad a su propio estilo”… respetando todas las demás formas de vida”.
-Freud aseguraba que la civilización se basa en la represión permanente de los sentidos. ¿Podemos empezar a pensar que nos aproximamos a una sociedad mejor, una vez liberados de estas represiones?
- Habría que plantearse qué camino llevamos recorrido. Sin ser pesimista, el propio Freud afirmaba que una civilización no represiva es una quimera, y, por otro lado,
Marcuse ya nos señalaba los peligros de que, en una sociedad capitalista, el consumismo y el mito de la liberación de costumbres hagan  que el “hombre unidimensional” pueda ser adaptado e integrado en el sistema. Piense en el movimiento hippie que, prácticamente, pasó a convertirse en una moda burguesa o en la revolución psicodélica que, como se ha señalado (**), aparte de que no alcanzó la profundidad que se esperaba, lo más creativo que produjo, la música, fue rápidamente integrada por el “establishment”, y entró a formar parte de la cultura oficial, haciendo multimillonarios a los antiguos rebeldes: Beatles  y Rolling Stones, incluidos.
-¿Cree Vd. que el ansia de libertad debe tener un límite?
-Pienso que no. Únicamente, los humanos deben plantearse los límites de la libertad ante la de los demás. No puede haber libertad auténtica sin reconocimiento de sus propios límites. Esto no quita que la persigamos. Lo que Leary decía: “la expansión indefinida de la mente humana”, apliquémoslo a la idea de la libertad.  Es el más bello sueño que se puede tener…
Bueno, creo que hemos charlado bastante por hoy. Ahora deberá perdonarme. Tengo una cita muy importante con un amigo que me ha prometido el último volumen de Harry Potter.
Esto último lo ha dicho con su característico tono quedo de voz, cortés y respetuoso. Mientras, “el joven profesor”, se aleja pausadamente.
Juan Padilla Coloma  
(*)    España y el socialismo- E. Tierno Galván
(**) Las travesuras de la niña mala.- Mario Vargas Llosa


16/01/2017.- Nuestro compañero J.M. León nos envía el siguiente trabajo:

Cervantes y Garcilaso.

Cervantes se sabía de memoria los versos de Garcilaso. Los tenía de tal manera incorporados a su alma, que en montones de ocasiones los encontramos en sus escritos como referentes, bien literalmente, bien con pequeños cambios, que no modifican el sentido que los quiso dar Garcilaso.
Llega a utilizar epítetos alabatórios: “nuestro poeta”, “nuestro famoso poeta”, “el gran poeta castellano nuestro”, “el jamás alabado como se debe poeta Garcilaso de la Vega”, “el divino”. Incluso dice en el Persiles que “su canto fue de lengua en lengua y de gente en gente por todas las tierras del mundo.”
Cervantes conoció las primeras ediciones de la obra de Garcilaso y ya, al principio de su edad adulta, arroyado por el éxito del poeta, lo tuvo como modelo.
El primer sueño de Cervantes fue ser un nuevo Garcilaso en la corte de Felipe II. Es decir, ser un poeta reconocido y un militar de alta graduación.
El mismo lo declara en El viaje del Parnaso:

                            Yo, que siempre trabajo y me desvelo,
                             por parecer que tengo de poeta
                             la gracia que no quiso darme el cielo.

Y Dn. Quijote dice: “según es opinión verdadera, el poeta nace: quieren decir que del vientre de su madre, el poeta natural sale poeta; y, con aquella inclinación que le dio el cielo, sin más estudio ni artificio, compone cosa que hace verdadero al que dijo: est Deus in nobis”.

También Cervantes, por boca de Dn. Quijoye, dirigiéndose al Caballero del Verde Gabán, “la poesía, señor hidalgo, a mi parecer es como una doncella tierna y de poca edad, y en todo extremo hermosa, a quien tienen cuidado de enriquecer, pulir y adornar otras muchas doncellas, que son todas las otras ciencias, y ella se ha de servir de todas, y todas se han de autorizar con ella; pero esta tal doncella no quiere ser manoseada, ni tratada por las calles, ni publicada por las esquinas de las plazas ni por los rincones de los palacios. Ella es hecha de una alquimia de tal virtud, que quien la sabe tratar, la volverá en oro purísimo de inestimable precio”.

Cervantes manifiesta su fervor por Garcilaso desde la primera de sus obras “Elegia a la muerte de Isabel de Valois” hasta la póstuma, El Persiles.
Y con detalle, en la Galatea la Musa Caliópe dice . “Yo soy la que en esta patria vuestra tuvo familiar amistad con el agudo Boscán y el famoso Garcilaso. ”  Además esta musa nos habla de los excelsos poetas desde la Antiguüedad al presente: Virgilio, Emnio, Cátulo, Horacio, Petrarca, Dante, Ariosto y, tras este, Garcilaso.

Nos queda perfectamente claro que Cervantes hace una parodia de los libros de caballería, tan eficaz que el género desapareció. Pero se toma en serio el mundo garcilasiano y virgiliano del bucolismo.¿porqué?. Cervantes avanza una respuesta en el escrutinio de los libros de Dn Quijote. El cura argumenta que no deben ser quemados los libros pastoriles, “por qué no hacen , ni harán el daño que los de caballería han hecho”. Y de uno de ellos “El pastor de Fílida” decreta que debe guardarse como “Joya preciosa”. gustoque dejaclaro su por este género típicamente garcilasiano.

En el momento importante de la muerte de Dn Quijote, el Bachiller Sansón Carrasco, a fin de animarlo, lo estimula a coger el cayado de pastor y le dice que él ya tiene compuesta una égloga.
Es más, el propio Sancho, se despacha diciéndole “Mire, no sea perezoso, sino levántese de esa cama, y vámonos al campo vestidos de pastores”.

En “El licenciado Vidrieras”, cuando dicho licenciado se dispone a pasar a Italia, solo escoge dos libros. Uno, el “obligado libro religioso”. El otro, “Un Garcilaso sin comento”.

Y las dos frases siguientes las copio literalmente de un articulo que  firma Mariano Calvo y que se puede leer en la página oficial de Garcilaso en internet: “al igual que esos insectos atrapados en una gota de resina fósil, sirven para conocer ecosistemas ya extintos, los versos de Garcilaso incrustados en la obras cervantinas, descubren que en la genial cabeza de Cervantes, aleteaban los endecasílabos del poeta de Toledo, como un enjambre de acentos y evocaciones poéticas, siempre prestas a escapar por la desembocadura de su pluma”.

(Son tantas las evocaciones que de Garcilaso hace Cervantes, que solo cabe juzgarlas en términos de devoción.)

 Y otra;“Hasta los últimos días de su vida, la luz de Garcilaso iluminó a Cervantes y fue su faro ideal e inalcanzable: el modelo de lo que siempre quiso y nunca pudo ser”.

10/11/2016.- Nuestro compañero Rafael nos envía el siguiente poema:

DIOSA FLACA.                                                Rafael Torres          

Diosa flaca,
luz y agua buscando la vida.
Los amos de la noche te permitieron nacer 
a condición de que plantases flores bajo los pinos.
El viento de marzo bajaba frío,
tú soñabas con el calor del puchero y muñecas parlantes,
pero ese no era el trato.
Había genes cargados de esperanza 
que no estaban incluidos en la oferta; 
la tienda cerró y nadie sintió el peso necesario 
para que en la memoria anide un cuerpo amado.
Sin la fuerza de la gravedad,¿que queda?
Veo escombros de la inteligencia
varados en el arroyo del tiempo,
días aplastados por aniversarios.
Veo patos de vidrio flotando en la calma chicha del mar,
cartuchos vacíos en la playa y contables tumbados al sol.
¿Cuando soplarán brisas para las velas remendadas?
Veo anuncios prometiendo felicidad para los escudos humanos,
veo falsos portavoces disfrazados de gusanos
unidos por la solidaridad de sus culos.
La velocidad de los días ha roto la ventana
para divisar la belleza;
soy el heredero de lo que nunca tendré:
un insecto que escribe mientras espera
el ataque de un gorrión.
¿Quién convencerá a los cazadores 
de que son más numerosos que sus presas?
Diosa flaca,
el paraíso cerró sus puertas  debido al polvo de procesionaria,
la muerte exigía rosas a cambio de pasar de largo 
y tú solo tenías silencio de niña.
Diosa flaca,
he vivido en tu nombre,
te he buscado en la lluvia de las montañas
como un alpinista enamorado.
Creo en tus sueños de puchero y muñecas parlantes
más allá de la vida.


02/11/2016.- Nuestra compañera M.ª Jesús nos envía los siguientes poemas:


TIEMPO DE OTOÑO
La Primavera pasó. El Verano también lo hizo
y dejaron que el Otoño, saliera de su  escondrijo.
No se demoró y llegó. Trajo lluvias de gorrión,
más llegarán otras fuertes. Vendrán ¡Sí…!  ¡Llegarán!
Con impermeable y paraguas: ¡Qué felices nos harán!

Yo ando y bailo en los charcos.
¡A mí me gusta el marrón…!
Mis botas, así, yo mancho: ¡Es mi pueril obsesión!
Brinco y salto todo el tiempo, igual que hace el corazón.

Las campanas repican al sol que se ha puesto.
¿A quiénes quieren llamar? ¿Qué ocurre…?
¡Suenan a PAZ!
Gallinitas y caracoles duermen y
todas las personas a cenar vamos y van.
Las castañas asadas, llenan de aroma mi hogar;
castañitas del castaño, que en estío sombra das.
La hiedra muy enamorada, no te quiere a ti dejar.
Tú no quieres ese abrazo, que fuerza te ha de quitar,
pero ella, entusiasmada, de ti no se va a apartar.

¡Ay, ay, ay…! ¡Ya llega el alba!
¡El gallo empieza  a cantar…!

En otoño me acurruco. Mis peucos me calientan,
y cuando siento la escarcha, la nieve, la lluvia, el viento, siento que llegó otro tiempo, y mejor, quizás, él será.


ALICANTE 29/09/—26/10/2016>>>>MªJesús Ortega Torres    
                                                 
                                     LOS CAMINOS
Los años pesan. Pasan…, y en el largo camino,
se encuentran amarguras, falsedades.
Inciertos destinos, millones de verdades,
que, aunque escondidas, raspando logras ver.

Un deambular de rosas no fue ni es el mío,
y, aunque siempre pedruscos no encontrara,
a veces fueron rectos, o bien, retorcidos vericuetos,
los que tuve ayer y ahora también encuentro.
En el final, presiento, está la meta.
No es mi deseo encontrarla ahora;
y si…: triste o feliz yo la diviso,
 esta brisa, este sol, que ahora yo tengo,
dejarían de ser, si ya, yo alcanzara.

Por amor, dicen, mueren los poetas,
mas sin amor, también se morirían.
Menos lenta sería su agonía,
 pero se sucumbe y con él o sin él, sucumbirían.

A los poetas el tiempo no perdona, ni a nadie,
que yo sepa, hasta el momento,
 como a quien no habla, de amor ni descontento,
él, el tiempo, en un día cualquiera dice:
¡Basta!
y ese tiempo concedido desde un lecho, un taxi,
quirófanos, rellanos y otros lugares más épicos-líricos
-en los que nuestras madres nos parieron-,
hace terminar y termina, nuestro idilio con la vida
y, solo el recuerdo de quienes nos conocieron,
nos hará, de vez en cuando: REAPARECER
si en ellos queda una nostalgia.

ALICANTE 26/09/2016>>>>> Mª  Jesús Ortega Torres                                                                                                                                                            
26/10/2016.- Nuestro compañero Antonio nos envía el siguiente trabajo:


Mi amigo Federico, perdón por lo de amigo, cuando un productor de letras y pensamientos profundos hablo o escribo de él, siempre digo mi amigo, que ojalá hubiera vivido aquel tiempo sosegado y lleno de peripecias en su segunda visita a Córdoba Lorca escribió:

San Rafael Arcángel,
muchachito de azafrán,
migo de los que navegan,
por la tierra y por el mar.

Él fue poeta de nacimiento, dentro llevaba el corazón del pueblo, le gustaba garbear por calles, callejuelas y pueblos de pobreza y sol. Hoy  18 de agosto hace 80 años que canallescamente fue asesinado, una persona que ni siquiera pisó un insecto, sí de verdad existe el infierno, algo mucho que dudar, en las llamas estarían quemándose sus asesinos toda la eternidad.

Aunque muy joven empecé a leer, cundo cogí el trabajo de viajante el año 57, en la soledad de las pensiones y hoteles leía, leía muchos autores que me ayudaban a gastar los tiempos muertos con sus historias de pueblos, una forma de conocer el mundo, sus gentes y costumbres y sobre todo la poesía con la que aprendes a soñar.

El tema de escribir me gusta, sé que lo hago medianamente mal y con faltas ortográficas y a veces desconectadas con la rima  por el seseo que uso por mi cerrado hablar, herencia de una tierra sin par. También que una cuartilla la relleno en diez minutos y por mi minusvalía y rapidez tardo en corregir medianamente bien más de una hora.

Por suerte poseo de Lorca un libro  “García Lorca en Córdoba” del que hablo poco, pero si leo; su autor fue Antonio Ramos Espejo, un granadino nacido en Alhama de Granada  en 1943, fue director del Diario Córdoba de 1986 hasta 1998 y recogió la visita de Federico a mi Ciudad, en dicho libro menciona en su página 122/23 a buena gente que conocí, uno fue mi amigo Carreño, empleado del Servicio Nacional del Trigo, era eventual y solo trabajaba en los veranos, él fue el que me enseñó a leer algo diferente a tebeos y novelillas. Me contó que acompañó en dos visitas todos los días a Lorca por las calles de Córdoba y sus tabernas que tanto le gustaban, otro de sus amigos fue Paco Valverde y tuvo la deferencia de hablar acompañado de Albariño en el quiosco de Antonio Gracia, era cojo de nacimiento y vendía los periódicos en un portal de la céntrica calle Gondomar, con el que a pesar de la distancia en edad, hice bástate amistad,  ya que cada día compraba la prensa para la oficina y mis tebeos o novelillas del oeste;  aunque al final no me cobraba nada, me los prestaba y se los devolvía una vez leídos sin estropearlos. Antonio Gracia persona humana donde las haya lo apreciaba mucho, fue el que me inició y después de Carreño en lecturas mejores, me regaló un librito de Poemas de Petrarca; y Gracia cuando apareció La Escalera una abra, la primera que leí de teatro, me dijo la comprara, así empecé a leer algo mejor que las novelillas de aventuras.

Lorca al quiosco de Gracia iba cada día a por la prensa La Voz, en la que trabajaba Albariño, íntimo amigo de Lorca, releyendo hoy trozos de este libro rememoro, lo que su autor dijo un día de Federico “Córdoba traza el camino de Góngora lo reafirma Lorca en un “ensueño de lejanía” lo que el poeta convirtió en un legado literario y amoroso. Escribió “Córdoba es la gozosa quietud. Pero antes de poseerla, hay que recorrer el itinerario del jinete desesperado, convertirse en ángel e incluso traspasar las fronteras de la muerte. Más allá está la Córdoba de los dioses que Federico logró habitar. “Pero él soñó a Córdoba, Guadalquivirillo arriba, bajo la sombra de los muchachos en flor”, lo escribió en el libro que tengo en mi poder Vicente Núñez cuando presentó dicho libro.

La primera vez que lo leí me emocionó lo que el autor pone en la página antes mencionada escribió “Recuerdo que bromee con Alvariño oír que llevaba puesta una corbata roja. Y Antonio Gracia es también otro testigo excepcional de aquella amistad poderosa que nació entre ambos poetas. El quiosco ya dije dónde estaba y Albariño trabajaba en los talleres de la Voz en la calle Fray Luías de Granada.” Federico lo esperaba ojeando  revistas en mi quiosco hasta que llegaba Alvariño. Una noche me dibujó un banderillero con las manos en alto dispuesto a colocar un par….Tenga para pared me dijo, recordaba a Antonio Gracia ¿qué Pasó con aquel dibujo? Antonio Gracia guarda un breve silencio cuando le formulamos la pregunta, luego manifiesta ¨Lo hicimos desaparecer teníamos miedo”. En una conversación reciente con Antonio Gracia, que mantiene una sorprendente lucidez a sus 83 años (julio 1998), seguía recordando aquella escena…y sigue…” Todo lo que pondo en negrilla son copia de dichas paginas  del libro.

Sé que sus años idos ya a las colinas del cementerio compartido por personas anónimas asesinadas cruelmente sin motivos para ello, no sea recordado dicho día ni por la RAE, ni los muchos eruditos (que dicen ellos lo son) que habitan y usan las letras del idioma Español.

Me emociona siempre releer a Antonio Ramos Espejo nombrando en su Semana Santa en Córdoba a poetas del Grupo Cantico, del que solo queda Baena y a muchos amigos que de joven conocí especialmente a Manolo Carreño, al que más de una vez ayude para que tomara su clásico medio de Mantilla.

Antonio Fimia: Recordando a un gran poeta que no se fue, sino que lo asesinaron. 

26/10/2016.- Nuestro compañero Juan nos envía este trabajo:


A LA BUSQUEDA DEL GESTO DE LA ANTIGÜEDAD AL “PORNODISNEY”        Entre los antiguos dibujos y jeroglíficos, el gesto se eleva como afirmación de una realidad desconocida. El perfil de NEFERTITI, altivo o misterioso, parece invitarnos a recorrer con ella el complejo mundo en el que habitaba, y que ni siquiera podríamos intuir si nos faltara el apoyo fundamental de la figura.
      La importancia del gesto se nos muestra en todo su valor cuando intentamos desentrañar el cómo de este personaje, por ejemplo. Podemos imaginar su porte mayestático, sus tics autoritarios, su balanceo sugerente, sensual y cautivador. ¿Seremos capaces, también, de recrear el denso ambiente y el lento ritmo en que una ceremonia semejante pueda mostrarnos al personaje? 
     En este mundo de sombras al que pretendemos incorporarnos, tenemos como inconveniente añadido el tiempo transcurrido; nuestra percepción actual de los hechos históricos los queremos medir de acuerdo a nuestras cadencias actuales. Por ejemplo, cuando en el cine de hoy contemplamos la imagen de Cleopatra, recostada en su lecho lánguidamente, es imposible que nos sustraigamos a otras expresiones corporales propias de nuestro tiempo. Así, en este gesto vago de la gran reina egipcia, adivinamos la tentativa de querer alcanzar un invisible teléfono o sostener perezosamente un cigarrillo  entre los dedos.
     Se ha escrito que los gestos “son como efímeras esculturas construidos con la arcilla del aire”, pero, sobre todo, son hijos de una época y de una manera de sentir.
     Hace unos meses, y sobre un escenario de Barcelona, Miley Cyrus, “la pornodisney”, con un estudiado sentido de la provocación, ha presentado su espectáculo a los miles de seguidores entusiastas en algo que se ha denominado pirotecnia musical. Luces, ruido, gestos procaces rompiendo la previa imagen de dulce adolescente.

     ¿Serán estos gestos todo lo efímeros que deseamos o el rigor histórico los conservará como expresión clara y manifiesta de manifestaciones algo demenciales de grupos enseñoreados en ilusos liderazgos?
 JUAN PADILLA COLOMA


25/10/2016.- Nuestro compañero Juan nos facilita esta poesía del reciente Premio Novel de Literatura.


BOB DYLAN
¿Cuántos caminos debe recorrer
un hombre, antes de que le llames
  "hombre"?
¿Cuántos mares debe surcar una
blanca paloma , antes de dormir e
    la arena?
¿Cuántas veces deben volar las
balas de cañón, antes de ser prohibidas
     para siempre?  
La respuesta, amigo mío, está
      flotando en el viento.
¿Cuántos años puede existir una
montaña, antes de que sea lavada
     por el mar.
¿Cuantos años pueden vivir
algunos, antes de que se les permita
 ser libres
Cuantas veces puede un hombre
    girar la cabeza y fingir que
    simplemente no lo ha visto?
La respuesta, amigo mío, está flotando
           en el viento    
La respuesta, amigo mío, está flotando

        en el viento    

21/10/2016.- Nuestro compañero Rafael nos envía el siguiente poema:

CITA PENDIENTE                                                          Rafael Torres

Me indicaron los caminos ejemplares,
me advirtieron de las tinieblas en las veredas,
 me prometieron luces invisibles
y me dijeron cuales tenían que ser los días 
más felices de mi vida.
Todo se volvió confuso cuando te pedí una cita
y me la concediste 
a condición de que fuese solo y desarmado.
¿Pero tú donde estabas?
 Te inventé para llenar el vacío:
tuve miedo de que no vinieras.
Corrí hasta alcanzar a todos
los que me sobrepasaron sin mirame.
El collar con un diente de tigre 
demuestra mi independencia de los dioses.
En las discusiones siempre tengo razón
y cuando meto la pata es para
 descargar mi exceso de inteligencia.
Conocí a unos viejos nobles con  baja autoestima
 porque ya nadie sitiaba sus castillos;
les convencí para que me vendiesen 
todas sus posesiones a precio de saldo.
Lo primero que compré con mi fortuna
fue unos tirantes de lujo.
¿Por qué me visitas cuando estoy dormido?
Tal vez quieres comprobar si duermo solo,
o tal vez te guste el confort de mi habitación.
He plantado rosas para ti 
en los jardines de mi palacio.
He escrito la letra del himno para tu causa,
denuncio que no quedan horizontes horizontales,
que la luna sale con manchas de ceniza,
que Michelín jamás ha descubierto una estrella….,
pero tú me quieres solo y desarmado.
¿Donde estás?
Tengo miedo de que no vengas.



2 comentarios:

  1. Muy bonita Rafael
    Anhelos y desengaños en nuestras vidas. En las de todos los seres.

    ResponderEliminar
  2. Nuestro recuerdo hacia quienes marcharon, nos ennoblece. Nos honra como personas y evocar lo mejor de quienes nos dejaron, les hace, a ellos que marcharon, todavía mejores de lo que pudieron llegar a ser. Los buenos amigos suelen ser añejos, como los libros que adoramos y el buen vino que se enriquece conforme es mayor el tiempo que le ha hecho madurar.Lo dijo un rey, Alfonso X el Sabio, que se ganó su apelativo a pulso, porque buscó en el conocimiento y la cultura el motivo de su existencia. Si ha habido una amistad sincera, el recuerdo une más a los amigos que quedan.
    No pocas veces, nuestras amistades llenan los vacíos que no han llenado familiares que se mostraron indiferentes y esquivos, ante problemas, enfermedades y otros hechos desgraciados en nuestras vidas. Si la amistad ha sido sincera, debemos dar siempre gracias porque existió.
    Honrar y alabar, después de haber muerto, a quién sabías tu enemigo o enemiga, denota una categoría superior a la humana, rayando en lo que conocemos como "Santidad", pues no siempre, como humanos, sabemos practicar algo tan maravilloso y sutil como es el PERDÓN.
    ALICANTE 16/06/2017
    MªJ.O.T.

    ResponderEliminar